La Majestuosa Zona De Confort

¿Qué es la zona de confort?
Es esa área en la que está bajo tu control, donde te sientes cómodo sin hacer un gran esfuerzo.
 
¿Cómo se traduce esto al mundo empresarial? Primero, que es en la zona de confort donde mejor nos desempeñamos. Por ser nuestra área de dominio y donde más conocimiento poseemos, es fácil hacer bien nuestro trabajo. Dentro de esta zona tenemos dominio, conocimiento y destreza. Es aquí donde brillamos.
 
Pero lo más importante de la zona de confort no es qué hay dentro, sino lo que está fuera de ella. Es en el momento en que salimos de nuestra área de comodidad cuando realmente obtendremos resultados. Todo negocio empieza saliendo de la zona de confort: llamando a esos proveedores, calculando los costos del producto, vendiéndolo a los clientes… todo eso es incómodo en el momento, pero es lo que construye el negocio.
 
Hoy tienes muchos retos que están fuera de tu zona de confort, y la única forma de crecer es saliendo de ella. Lo milagroso de la zona de confort es que entre más salgas de ella, más la expandirás y más cosas te serán sencillas. ¿Qué has estado posponiendo porque no te dan ganas? Eso es salir de tu zona de comodidad, y el único remedio para eso es ir y hacerlo, con todas las ganas o sin ganas.
 
Los mejores empresarios, los mejores atletas y las personas más nobles de la tierra son aquellos que han aprendido a ponerse en situaciones incómodas porque saben que ahí están los resultados. Al expandir tu negocio y abrir una nueva tienda, al entrenar más duro cuando sientes que el cuerpo no da más, al dar tiempo y dinero a otra persona aún pudiendo usarlo para algo propio.
 
Te dejamos hoy el reto: sal de tu zona de confort. Decide una acción SABES que debes tomar y no lo has hecho. No le des más vueltas, los ganadores son los que actúan sin importar su estado de ánimo. Si tienen ganas o no, es lo que menos importa para quienes están comprometidos con alcanzar el éxito.
 
Te dejamos 3 posibles acciones para salir de tu zona de confort: 1. Ofrécele tu producto o servicio a 10 personas que aún no sean clientes. 2. Dile algo bueno a alguno de tus empleados y aún puedes darle una remuneración por su buen trabajo. 3. Date una ducha fría, aunque sencillo, es una excelente forma de acostumbrarte a salir de tu comodidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*